Los riesgos de “domesticar” el autismo.

Burbujitas de Esperanza

maestra-adoctrina

La respuesta primaria a una conducta desafiante de una persona con autismo casi siempre es reprender,  corregir. No vamos más allá de la ejecución,  no se analiza ni en causa ni en función.  Tomamos la conducta como personal en un gran número de casos.  Se le califica de desafiante porque no sigue el guión predeterminado de nuestro filtro “normal”.  Se le califica de intencional porque quizá toco susceptibilidades.

Se define Desafiar como la acción de enfrentarse a una persona contrariando sus opiniones o mandatos (mi definición práctica no la académico-psicológica). No creo que una persona con T.E.A. enfrente,  pienso que huyen de aquello que no quieren hacer.  Se resisten a tareas que les resultan desagradables o incomprensibles desde su percepción singular o de estar en lugares que le son totalmente aversivos o de relacionarse con personas que no les agradan. Pero,  en nuestro afán de acercar a la normalidad a…

View original post 706 palabras máis

Advertisements

Deixar un comentario

Arquivado en Uncategorized

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s